Personas que nos han dejado su corazón

Y un día cualquiera, a la vida se le antoja demostrarte que estás equivocada, te obliga a poner un pié fuera de ese mundo de recuerdos para hacerte ver que hay alguien maravilloso esperándote fuera. Y te das cuenta de que todo aquello que viviste no lo era todo, quizás no era ni una mínima parte de lo que alguien está dispuesto a ofrecerte. Que simplemente quiere hacerte feliz. Y hoy no cambiaría eso por aquel tiempo, ni por aquellos besos, ni por aquellas manos. Porque ahora estas manos también me levantan cuando me caigo. Y aprendes que eso es lo que verdaderamente importa.

28 feb. 2011

Jump.









Cuando se suelten estos grilletes de mis pies que me aferran al suelo,
y a los que vulgarmente llamo sueños, no dudes que saltaré,
y en pleno descenso, friamente decidiré si vale la pena desplegar mis alas.


CLAUDIA

No hay comentarios: