Personas que nos han dejado su corazón

Y un día cualquiera, a la vida se le antoja demostrarte que estás equivocada, te obliga a poner un pié fuera de ese mundo de recuerdos para hacerte ver que hay alguien maravilloso esperándote fuera. Y te das cuenta de que todo aquello que viviste no lo era todo, quizás no era ni una mínima parte de lo que alguien está dispuesto a ofrecerte. Que simplemente quiere hacerte feliz. Y hoy no cambiaría eso por aquel tiempo, ni por aquellos besos, ni por aquellas manos. Porque ahora estas manos también me levantan cuando me caigo. Y aprendes que eso es lo que verdaderamente importa.

22 dic. 2010

FEELING

Solo existen tres cosas que puedan estremecernos tanto como para que se nos ponga la piel de gallina.
La más simple es el frio, algo que si es muy bruto, puede ser horroroso, tanto como para hacer que tu piel forme pequeñas montañitas por todas partes sin ninguna consecuencia.
La segunda es el sobresalto ó susto. Cosa que puede ser físicamente, como cuando un amigo te dá un susto porque tengas hipo o simplemente para joder, o mentalmente, cuando te acabas de enterar que hay un examen de evaluación de siete temas mañana y el cual no has empezado siquiera a leerlo. Aunque ésta última no tiene porqe ser eso, simplemente es un mal ejemplo que no he experimentado y espero no hacerlo nunca.
La última y por eso no menos importante si no todo lo contrario,  es el estremecimiento , una de las mejores sensaciones que alguien puede sentir. Es la felicidad que te produce un beso, la sensación de una caricia con extrema delicadeza, o el nerviosismo que te produce estar cerca de él. Todavía no he vivido nada de esto. Si me han dado un beso ó me han echo una caricia, pero no al nivel de que mi piel se erize.


Y sabeis una cosa? 


 LO QUIERO SENTIR.


                                                                          Claudia 

No hay comentarios: